El presidente de la República Nicolás Maduro se reunió con una representación de la asociación bancaria de Venezuela, conformada por los presidentes de todas las entidades bancarias del país, sean públicas o privadas, además de los ministros relacionados con el área económica.

Wilmar Castro Soteldo, vicepresidente sectorial para la economía; Ramón Lobo, el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) e Iván Zerpa, ministro para economía y finanzas se encuentran a la espera del Jefe de Estado del gobierno para presentar propuestas y planteamientos con el objetivo del avance del diálogo nacional con los sectores empresariales de la nación.

Arístides Maza, presidente de la Asociación Bancaria de Venezuelacomentó que este es el inicio de reuniones en relación al reciente evento electoral del país.

Afirmó que “debemos trabajar juntos para que la reconversión monetaria sea un éxito”.

Además aseguró que en la reconversión anterior se hicieron cuatro simulacros para asegurar que todo funcionara correctamente y calificó como un “enorme riesgo” continuar con la decisión de la reconversión actual sin haber realizado estas pruebas previas.

Asimismo se propuso aplazar la fecha de reconversión monetaria por “no menos de 90 días” y la convivencia de ambos conos monetarios -el actual y el próximo- cuando se inicie este proceso para evitar “estrés” en los medios de pago.

Maza aseguró que dos meses es un tiempo “demasiado corto para darnos la certeza y seguridad para que el día pautado sea un éxito al 1000%”.

Por su parte, el presidente de Venezuela aseguró “entiendo el plantamiento completamente y lo comparto parcialmente”, de igual forma propuso a la Asociación Bancaria de Venezuela que la reconversión monetaria sea aplazada por 60 días como una nueva meta“.

Afirmó que la reconversión monetaria es algo que “mucho necesita Venezuela”.

Enseguida Maza explicó que la solicitud de 90 días es una decisión tomada con un análisis previo ya que es un período en el que se pueden realizar al menos tres simulacros, lo que sería “correcto”. El día propuesto es el 1 de septiembre.

Maduro comentó que en 24 horas podría haber una decisión firme y solida para ser anunciada con “decreto nuevo, firmado y pautas claras para toda la sociedad que está muy pendiente del tema”.

El mandatario expuso que “Venezuela necesita un nuevo comienzo en el proceso económico del modelo post petrolero y necesita rehacer sus sistemas y sub sistemas en el campo económico, productivo, comercial, cambiario y financiero, y eso hay que hacerlo sobre la marcha, sin detener el avance permanente”.